Los Mitos sobre de la Ley de Bancarrota

Perderé todo si me declaro en bancarrota

Esta es la equivocación que hace que las personas que realmente deben de declararse en bancarrota no lo hagan. Mientras las leyes de bancarrota varían de estado a estado, cada estado tiene exenciones que protegen ciertos activos como su casa, auto (hasta un cierto valor), balances en planes de jubilación y retiro, utensilios del hogar y ropa. Si usted tiene una hipoteca o un préstamo de auto, puede mantenerlos siempre y cuando siga haciendo los pagos.

Nunca conseguiré crédito otra vez

Falso, al contrario. No pasará mucho tiempo antes de que le ofrezcan tarjetas de crédito nuevamente. También si usted tiene una tarjeta de crédito con cero balance al día que presenta su bancarrota, al no deber ningún saldo, no tiene que declararla como un acreedor porque no debe ningún dinero en ella. Eso significa que usted quizás podrá mantener esa tarjeta aún después de la bancarrota

Sólo oportunistas se declaran en bancarrota

No es verdad, la mayoría de las personas se declaran en bancarrota después una experiencia que cambia su vida, como un divorcio, la pérdida de un trabajo, una enfermedad, un accidente grave o la disminución de ingresos. Ellos se han esforzado por pagar sus cuentas por meses y al atrasarse en sus pagos, sus deudas solo siguen creciendo. La bancarrota ayuda a liberarse de deudas que no se puede pagar.

Todos sabrán que me declaré en bancarrota

A menos que usted sea una persona prominente o una corporación mayor y la prensa se dé cuenta del caso, las probabilidades son de que las únicas personas que sabrán de su situación son sus acreedores y a quien usted le informe. Mientras es verdad que la bancarrota es un registro público, se tendrían que revisar los registros del Tribunal o el periódico legal para saber que usted se ha declarado en Bancarrota, lo cual es muy improbable al considerar el alto número de personas que se declaran en bancarrota últimamente.

Declararse en bancarrota es muy difícil

No…no lo es... por lo menos no en las manos de un abogado con experiencia en bancarrota quien sabe perfectamente lo que hace. La decisión de declararse en bancarrota puede ser difícil, pero una vez tomada, la parte de presentar el caso ante el tribunal será fácil para usted.

Puedo declararme en bancarrota solamente una vez

Usted sólo puede declararse en Capítulo 7 una vez cada ocho años (Antes de que la nueva ley de bancarrota entrara en vigor en el año 2005, la ley lo permitía cada seis años). Un Capítulo 13 de reorganización de deudas se puede declarar con más frecuencia; sin embargo, no se puede tener más de un caso abierto al mismo tiempo. Se puede presentar un Capítulo13 después de un Capítulo 7 sin tener que esperar los 8 años.

La bancarrota elimina todas las deudas

Casi todas las deudas pueden eliminarse en un Capítulo 7. Ciertos tipos de deudas como manutención de hijos, pensión, préstamos de estudiante, como resultado de fraude, derivadas de un juicio, o de manejar en estado de ebriedad; no pueden ser eliminadas. Si usted cometió un fraude a alguien y se ha establecido un juicio en su contra, éste tampoco podrá ser eliminado.

Puedo usar mis tarjetas de crédito hasta el límite, declararme en bancarrota y nunca tener que pagar lo que he comprado

No es buena idea y además, puede ser considerado fraude de bancarrota. Los acreedores tienen el derecho de oponerse a esta clase de acciones y si el acreedor tiene éxito no se liquida la deuda o posiblemente se puede cerrar involuntariamente el caso en el tribunal.