Liberación de Gravámenes derivados de Impuestos y Demandas

¡La Bancarrota le puede ayudar con problemas de impuestos!

Declararse en cualquiera de las formas de Bancarrota detendrá inmediatamente embargos de sueldo, incluyendo impuestos de IRS, la recaudación de demandas y embargo de la cuenta de banco (excepto manutención de hijos o pensión alimenticia ordenada por el Tribunal).

En un caso de Capítulo 7, los impuestos sobre ingresos con más de 3 años de atraso, pueden ser liquidados bajo ciertas circunstancias.

En un caso de Capítulo 13, es posible que los impuestos sobre ingresos con más de 3 años de atraso no se tengan que pagar y aquellos menores de 3 años se pueden pagar usualmente en un período de 5 años sin aplicación de interés o penas adicionales después presentar el caso.

Los embargos impuestos por un juicio y embargos de sueldo, son instrumentos de recaudación utilizados por acreedores para en contra de la voluntad de el deudor, recuperar su dinero. Pero cuando se hace la petición de su caso de bancarrota, sus acreedores estarán incapacitados a realizar cualquier acción contra usted y pierden el derecho de embargar sus sueldo.

En general, el Capítulo 7 elimina legalmente casi todas las deudas incluyendo embargos de sueldo, las recuperaciones de bienes por parte del acreedor, deudas no garantizadas de tarjetas de crédito y cuentas médicas. Esto le permite controlar su futuro financiero y comenzar de nuevo sin problemas de deudas. El capítulo 13 permite a individuos que cuentan con ingresos estables, a contar con un plan para pagar toda o parte de sus deuda, ofreciendo más ventajas que un Capítulo 7.