Bancarrota vs Reducción de Deuda

Diferencia entre un capítulo 13 y una consolidación de adeudos por medio de un servicio privado

Las leyes de bancarrota del capítulo 13 y el Tribunal  tienen el poder y la autoridad de ofrecerle ayuda que el sector privado de servicios de consolidación de deuda no puede. Con una consolidación mediante el sector privado no hay nada presentado ante el Tribunal y las leyes que podrían protegerlo, no aplican. Hemos observado que "las Compañías privadas de Consolidación de Deuda" y "Asesores de Crédito" no manejan ejecuciones hipotecarias, impuestos, ni pagos de automóvil. Generalmente sólo se enfocan a deudas de tarjeta de crédito, y son contratados por los mismos acreedores. Por lo general, los pagos mensuales son muy altos y algunas companías hasta hacen falsas promesas. En un Capítulo 13 la tasa de interés en tarjetas de crédito generalmente se reduce al cero por ciento (0%).

¿Será más económico presentar una petición de bancarrota yo mismo o por medio de un asistente legal u otra persona que no sea un abogado?

No creemos que sea así. Es demasiado fácil para aquellos que no son abogados cometer errores costosos. No cuentan con una licencia emitida por el Estado de California para ejercer Leyes y además no lo pueden representar legalmente contra los acreedores ni comparecer ante el Tribunal. Cualquier persona puede decir que es un asistente legal; pero en realidad, carecen del entrenamiento y la experiencia con la que cuentan los abogados.

La ley de bancarrota es muy compleja y requiere de capacitación y experiencia en esta área. Confiar en una persona que no sea  un abogado y que no puede representarlo ante en el Tribunal, representarse usted mismo o utilizar a un abogado que no esté entrenado y altamente capacitado en bancarrotas, son opciones extremadamente arriesgadas. Es mejor obtener la asesoría de un abogado calificado para representarlo ante el Tribunal y ayudarlo con problemas que puedan surgir con sus acreedores y lo más importante: que consiga la aprobación de su Plan de pago.